Consejos Para Plantar Echeveria

La Echeveria es una magnífica planta de hoja gruesa que desprende encanto mediterráneo. Las rosetas de las hojas, de diferentes colores y formas, son especialmente llamativas.

La hermosa floración que producen algunas especies hace las delicias de cualquier jardinero aficionado.

Para que la planta decorativa prospere es necesario un «comienzo de vida» correcto, que comienza con la plantación.

Aprenda a plantar echeveria elegiendo la ubicación y el sustrato correctos para que estas encantadoras exóticas crezcan exuberantes y disfruten de la floración.

Descripción de la planta y su gama

Estas suculentas son perennes y perpetuas. La Echeveria tiene una amplia gama de rosetas de hojas de diversos tamaños y tonalidades.

Las hojas de carne gruesa carecen casi por completo de tallos. Algunas especies, en cambio, crecen como arbustos. Las flores de las suculentas pueden ser de color rosa, naranja o rojo. Algunas especies tienen flores verdes o doradas.

El área de distribución natural de la echeveria incluye América Central y del Sur. Las plantas son muy comunes en México y Texas. Las suculentas pueden encontrarse en altitudes de hasta 3.000 metros. En cambio, las plantas no se encuentran en Chile ni en Brasil.

Localizar el sitio ideal

La echeveria es hija del sol. Prefiere un entorno luminoso y se desarrolla mejor bajo el sol directo.

La planta sufrirá la deformación y la caída de las hojas si el entorno es excesivamente sombrío. Las plantas pueden mantenerse en una ventana orientada al sur y a pleno sol durante todo el año.

Consejo: La echeveria debe estar expuesta al sol durante al menos tres horas al día.

Las plantas pueden trasladarse al jardín en verano. Aquí también se busca la luz solar pura. No deben colocarse otras plantas a la sombra de la echeveria.

Dado que las plantas son sensibles a la humedad, tampoco es conveniente un emplazamiento cerca de masas de agua o canalones.

¿Qué entorno favorece la floración?

Si quiere disfrutar de la floración de su echeveria en invierno, busque un entorno que no sea demasiado caluroso: unos 10 grados es lo ideal.

Si las temperaturas se mantienen por debajo de eso, las posibilidades de una temporada llena de flores al año siguiente mejoran.

Consejo: Las plantas que pasan el verano en el jardín pueden permanecer en el exterior hasta finales de octubre, llevándolas al interior poco antes de las primeras heladas.

Elección del mejor sustrato

La echeveria necesita un sustrato denso en nutrientes para prosperar. Los componentes minerales también son necesarios para un crecimiento saludable. La permeabilidad del sustrato al agua es crucial. Hay que evitar a toda costa el encharcamiento en la maceta. Las plantas acostumbradas a un clima seco no toleran el encharcamiento.

Se puede añadir grava, gránulos de lava o arena de cuarzo al sustrato para hacerlo más permeable. Para la echeveria, la tierra de cactus es ideal. Se recomienda añadir una capa de grava o arena para pájaros al sustrato para que las rosetas no se descompongan ni se enmohezcan al estar sobre él.

Instrucciones paso a paso para plantar echeveria

  1. Elige un recipiente para tus plantas.
  2. Haga el sustrato.
  3. Se debe instalar el drenaje.
  4. Hay que rellenar el sustrato
  5. Coloque la planta.
  6. Hay que rellenar el sustrato.
  7. Aplique una capa de grava o arena en la superficie.
  8. Riegue ligeramente la planta.

La maceta no tiene que estar muy llena. Como las plantas se desarrollan lentamente, bastará con una jardinera menos profunda.

Antes de llenar la maceta con el sustrato, se debe colocar un drenaje de grava o fragmentos de arcilla sobre los agujeros de drenaje de la maceta.

Esto permitirá que el agua drene más eficazmente y evitará que se acumule en la maceta.

¿Es factible cultivar echeverias en el exterior?

Las echeverias pueden pasar el verano al aire libre. La suculenta también puede plantarse directamente en el exterior durante este periodo.

Como las plantas no son resistentes, habrá que desenterrarlas de nuevo en otoño. Puede facilitar esta tarea plantando la echeveria en una cesta de plantación directamente en el suelo o poniéndola en una bañera.

A la hora de trasplantar, ¿qué hay que tener en cuenta?

Las plantas jóvenes se desarrollan rápidamente y pueden trasladarse a una maceta más grande en primavera. Las plantas de más de tres años deben replantarse cada tres años.

Esto no siempre se hace porque su rápido desarrollo amenaza con sobrepasar las dimensiones de la maceta. Dado que el sustrato se deteriora con el tiempo, debe sustituirse por completo como parte del procedimiento de trasplante.

En una maceta, las echeverias de bajo crecimiento son muy atractivas.

Al trasplantarlas, asegúrese de que las plantas no se colocan a mayor profundidad en el suelo que antes. Esto puede dar lugar a la putrefacción.

El agua drena mejor y las hojas inferiores de las plantas sin tallo están protegidas de la podredumbre si el sustrato está cubierto de arena.

Consejo: La producción de raíces aéreas es innata en algunas especies. Por ello, cuando las raíces se desarrollan en la superficie, las plantas no necesitan ser trasplantadas.

Cualquier planta que haya sido trasplantada estará estresada. La echeveria, por el contrario, se recuperará pronto siempre que se haya tenido el cuidado adecuado durante el trasplante y no se hayan dañado las raíces.

Elija una zona de sombra durante unas dos semanas después del trasplante para que la planta se recupere lo antes posible. Sólo exponga la planta a pleno sol después de este periodo de aclimatación.

Deja un comentario